Viva el Duque, nuestro amo

JOSÉ L. ALONSO DE SANTOS